side-area-logo

Los mejores restaurantes españoles y su relación calidad-precio

Los mejores restaurantes españoles y su relación calidad-precio

Hace unos días descubrí un “ranking” publicado en CNN en el que se enumeraban los diez restaurantes más caros de Europa, un conjunto de establecimientos distribuidos por Francia, Gran Bretaña, Suiza, Italia, Dinamarca o el Principado de Mónaco.
Resulta curioso y muy positivo para la gastronomía española comprobar que, en la mayor parte de dichos escenarios, el precio medio sin vino ronda o incluso supera los 500 euros, cuando nuestros principales restaurantes, bendecidos desde hace años con tres soles Repsol y muchos con tres estrellas Michelín, permiten disfrutar de su singularidad a precios inferiores. Por eso, los extranjeros que los visitan se llevan agradables sorpresas a la hora de pedir la cuenta.

El Celler de Can Roca frente a Le Meurice o Le Louis XV
Por ejemplo, El Celler de Can Roca, mejor restaurante del mundo según The World’s 50 Best Restaurants 2013, apenas llega a 300 euros el cubierto, tomando el menú degustación y buenos vinos, algo imposible en dos restaurantes regentados por Alain Ducasse, Le Meurice de París, el más caro del mundo según CNN, o Le Louis XV de Monte Carlo, donde un plato de langosta se aproxima a los 200 euros.
En Arzak, en San Sebastián, el gran maestro de la cocina española desde hace casi 40 años, con 3 soles Repsol, octavo en el mundo y el más antiguo 3 estrellas Michelin de España, oficia junto a su hija Elena, la mejor cocinera del mundo hace dos años. Allí se toma un espléndido menú degustación armonizado por 160 euros. El Pic de Valence, en Francia, donde lleva la batuta otra gran cocinera, distinguida al año siguiente que Elena como la mejor del mundo, Anne Sophie Pic, propone una degustación por más de 400 euros.

DiverXO y Noma
El DiverXO de David Muñoz, de plena actualidad porque acaba de recibir el Prix du Chef de l´Avenir de la Academia Internacional, unido a sus tres estrellas, presenta un menú totalmente diferente a todo lo demás, tan divertido como creativo, por 200 euros, vinos o cavas incluidos. René Redzepi en su Noma de Copenhague, número uno del mundo en 2012 y 2014, mantiene precios bastante similares a los de DiverXO, aunque la cotización de los productos que utiliza es más baja que la excepcional materia prima de diversas procedencias con la que crea David sus platos.
Dani García, maestro de la cocina mediterránea de la Costa del Sol, que acaba de abrir restaurante en el Hotel Puente Romano de Marbella, propone un gran menú basado en su tierra y armonizado con vinos por unos 200 euros, hasta 100 euros menos que el del restaurante La Pergola de Roma, que el “ranking” de CNN ha convertido en el décimo más caro de Europa.
Finalmente, Quique Dacosta (en la foto) ofrece en su restaurante de Denia (Alicante) un menú con vinos por unos 200 euros cuando en La Marmite de St. Moritz (Suiza) un plato vale unos 320 euros. Claro que se trata de un “carrusel” de foie gras, salmón ahumado, langosta y caviar.
He puesto cinco ejemplos de lo maravillosamente bien que se puede comer en los restaurantes españoles a un precio sin competencia con sus similares de los países europeos. Por no hablar de la cocina de la tapa que sorprende a los millones de personas que visitan España por motivos exclusivamente gastronómicos. Por relación calidad-precio, la buena mesa española carece por completo de competencia en nuestro entorno.

Artículo publicado en Fuera de Serie el 25 de mayo de 2014

Recomendar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Compartir
Tagged in