side-area-logo

Cátedra de enología María Isabel Mijares en México

Cátedra de enología María Isabel Mijares en México

La Universidad Autónoma de Baja California, con sede en la ciudad de Mexicali y cuyo rector es Felipe Cuamea Velázquez, ha instaurado la Cátedra de Enología y Gastronomía María Isabel Mijares y García-Pelayo (que lleva el nombre de la prestigiosísima enóloga española, además de gran amiga, quien siempre ha destacado por su vocación latina). Además, Maribel es vicepresidenta de la Asociación Internacional de Periodistas y Escritores del Vino.

En esta Cátedra se congregarán especialistas de alto nivel y de talla internacional, con miras a generar un mayor fortalecimiento y consolidación del sector vitivinícola, no solo en el contexto nacional sino también internacional. No olvidemos que la Baja California es la meca enológica del gran país azteca y en ella la elaboración de vinos cuenta con un rabioso presente y con un futuro espléndido.
La Cátedra, en la que participará de manera activa la Comisión del Vino de la Real Academia de Gastronomía, buscará incrementar la vinculación con el sector productivo, la generación de actividades académicas y de investigación, además de promover mayores canales de comunicación para su difusión. Y, a la larga, aspira a desarrollar más la cultura del vino tanto en México como a escala internacional, para lo que se verá favorecida por el prestigio de la Universidad mexicana, con gran capacidad de investigación científica en el ámbito de la enología.

Una Cátedra multidisciplinar

María Isabel Mijares ha mostrado su orgullo de que una cátedra enológica tan ambiciosa lleve su nombre y ha asegurado también que sus objetivos principales se conseguirán, sobre todo, si se tiene en cuenta la multidisciplinariedad.

Dice que la Cátedra tiene como finalidad “convertir a la Universidad Autónoma de Baja California en un punto de encuentro donde converjan todos los temas que puedan interesar al mundo vitivinícola. Desde el mundo productor hasta la legislación internacional, la comercialización, la exportación y la importación, entre otros contenidos”. Confía también en que otros países se incorporen al proyecto que, incluso, podría replicarse en otros escenarios por lo que alcanzaría el barniz universal que es esencial en los territorios del vino.

Maribel considera, como yo, que lo que no se comunica no existe y que es inútil hacer los mayores esfuerzos si no somos capaces de transmitirlos a la sociedad. Esta es otra de las razones para la puesta en marcha de esta ambiciosa iniciativa académica.
La Cátedra tiene, como principal horizonte, la profesionalización del sector vitivinícola, además de abordar temas como la certificación o la investigación, entre otros aspectos esenciales para el desarrollo de la viticultura y la enología.

Especialización de la vid, el vino y su cultura

Entre las primeras actividades de la Cátedra María Isabel Mijares y García-Pelayo se encuentra el curso Especialización de la vid, el vino y su cultura, que tendrá una duración de enero a octubre de 2016 y cuyo programa se encuentra ya muy avanzado. Va dirigido tanto al personal de empresas vitivinícolas, como al de campo, de producción y de mercado, además de comercializadoras, tramitadoras, importadoras y exportadoras. Por no citar cualquier persona que aspire a vincularse profesionalmente a la actividad vitivinícola.

Los dos primeros meses del curso estarán centrados en la viticultura mientras que en el resto se abordarán temas como la enología, la gastronomía, el análisis sensorial, aspectos comerciales, la comunicación, nutrición y salud, normativa y legislación. Mezclará los aspectos teóricos y prácticos, está limitado a 40 personas y se desarrollará en horario vespertino. El 80 % de las enseñanzas se impartirá en inglés, buena muestra de su vocación internacional.
Uno de los contenidos más interesantes será el capítulo de armonías entre vino y gastronomía en el que se destacará la importancia del componente líquido para reforzar la aportación de la alta cocina, en busca de sus dos principales componentes: salud y placer.
En esta misma línea, las relaciones entre vino y salud y vino y nutrición ocuparán una parte del programa, con presentaciones dirigidas por profesionales especializados.
Enogastronomía y Universidad, una pareja estable
La creación de esta Cátedra mexicana en homenaje a la figura de una de las grandes enólogas de España es una buena muestra de que el mundo de la enogastronomía ocupa un lugar muy destacado en los contenidos universitarios de nuestro tiempo, al contrario de lo que ocurrió hace muy pocas décadas.

Seguro que está vocación enológica de las universidades terminará por contribuir a una vitivinicultura no solo cada vez más profesional sino también más integrada en el desarrollo sostenible del planeta.

Enhorabuena a Maribel y a las autoridades de la Universidad mexicana por todo el entusiasmo puesto en el lanzamiento de esta Cátedra que vuelve a demostrar que vino, gastronomía y aulas constituyen un triunvirato infalible para mantener cada vez más viva la cultura de la buena mesa.

Recomendar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Compartir
Tagged in